10 de julio de 2016

Batido de frutas y chocolate



¡Hola Postreikers! ¿Cómo están?

Puedes comprar aquí los tarros de la marca BALL. http://masonjarspain.com/tienda/mason-jars/mason-jar-16-oz-boca-normal/

Bueno, pues después de más de 3 meses sin publicar, les traigo una NOVEDAD.  No, no he dejado el blog ni nada por el estilo. 

Lo que os vengo a contar es que ..........   ( doble de tamboreeeeeess ) ........ ¡HE ABIERTO UN CANAL DE YOUTUBE!

Por fin. Los que me seguís desde hace tiempo sabéis que siempre he querido abrir un canal de YouTube, pero siempre he estado con la escusa de que no tengo tiempo por los estudios o porque no me acuerdo ni de como se encendía la cámara  (na, es broma. Un chiste). Pues que sepáis que aquí estoy, en el gimnasio, dándole a la bicicleta y escribiendo este nuevo post con el móvil. Ya no hay escusas :).

LOS TARROS LOS PUEDES COMPRAR AQUÍ 
http://masonjarspain.com/tienda/mason-jars/mason-jar-16-oz-boca-normal/

Pues la receta que os traigo hoy es un delicioso batido y es en colaboración con BALLl, las famosas jarras de cristal de USA.
Un batido con fruta, chocolate (cómo no), cereales y leche.

Aquí puedes comprar los tarros de BALL http://masonjarspain.com/tienda/mason-jars/mason-jar-16-oz-boca-normal/

Les dejo el link al video para que podáis ver la receta con el paso a paso y los ingredientes:




Esto es una colaboración con los productos BALL y los puedes comprar aquí http://masonjarspain.com/tienda/mason-jars/mason-jar-16-oz-boca-normal/

1 de mayo de 2016

Cupcakes de Gin Tonic


¡Hola amigos!

Resumiendo mi ausencia debido a los estudios, ya estoy por aquí. Os traigo una receta un tanto diferente por aquí. Yo no los he probado, ya que no me gusta para nada el alcohol ni derivados, pero mis padres me ha dicho que están increíblemente buenos.

El olor que desprenden los pstelitos no tienen nada que ver con el olor que desprende la botella de alcohol. Huelen a Gin Tonic, pero no a alcohol ¿Me entiendes?


Puedes hacer la versión "sin alcohol" de estos Cupcakes. Lo que no tengo ni idea es que si quedarán igual de sabrosos como dicen mis padres.

Para hacerlos sin alcohol lo que puedes hacer es poner en un cazo el Gin Tonic necesario para la crema con un poco más para rellenar las pipetas y llévalo a ebullición durante 5 - 10 minutos o hasta que el alcohol se haya evaporado por completo. Por último, déjalo enfriar por completo y ya está listo para utilizar en nuestra crema.

Para el Gin Tonic del bizcocho no hace falta eliminarle el alcohol, ya que al calentar los bizcochos en el horno este se evaporará. Pero oiga, sí te es más cómodo evaporarlo todo junto, como quieras.


Vamos con la receta :)

Cupcakes de Gin Tonic
Para el bizcocho

  • 125 g de mantequilla sin sal
  • 200 g de azúcar blanco
  • 2 huevo L
  • 200 g de harina
  • 1 1/2 cucharaditas de levadura
  • 120 ml de leche
Para la crema
  • 250 g de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • 250 g de azúcar glas
  • 4 cucharadas de ginebra
Vamos a empezar preparando los bizcochos, Para ello, pon los papelitos para las magdalenas en las cavidades de un molde de magdalena y precalienta el horno a 180 ºC. En un bol mediano, mezcla la mantequilla a temperatura ambiente junto con el azúcar. Cuando tengamos una mezcla suave y blanca, vete agregando los dos huevos, asegurándote de que el primero se haya integrado muy bien en la mezcla antes de añadir el segundo. A continuación, tamiza la harina con la levadura. Añade la harina a la masa poco a poco, alternando las cantidades con la leche. Cuando ya hayas añadido toda la harina y toda la leche, pon la masa en los papelitos para magdalenas que preparamos anteriormente. 

Hornea las magdalenas durante 20 - 22 minutos o hasta que al introducir un palillo salga limpio. 

Mientras se hornean los bizcochos, vamos a ir preparando la crema. Con la ayuda de una batidora, mezclamos todos los ingredientes durante 5 minutos. 

Cuando los bizcochos estén a temperatura ambiente, decóralos con la crema. 

Por cierto, feliz día a todas las madres ;)




6 de abril de 2016

Ensalada de primavera con pollo al limón


¡Hola amigos!

¿Cómo llevan el día?


Hoy no les traigo una receta muy dulce, pero como sí lo tuviera. Una ensalada muy colorida y refrescante para empezar a afrontar estos días que ya empiezan a ser de bastante calor. En tú ciudad no se como estará el tiempo y las temperaturas, pero en la mía (Tenerife) hace un solajero y unos 18 ºC que ya empiezan a dar tregua, jeje.

De todos modos, haya frío o haya calor, te invito a que hagas esta deliciosa ensalada con pechugas, garbanzos con frutas y la compartas con el hashtag #adoroelpostre en Facebook, Twitter e Instagram.


La receta es del maravilloso blog: http://pinchofyum.com/


Ensalada de primavera con pollo al limón
Para la ensalada:
  • 1 pechuga de pollo deshuesada y sin piel
  • 2 naranjas, peladas y cortadas en trozos
  • 1 aguacate, pelado y cortado en trozos
  • 1 bote de garbanzos
  • Un puñado de nueces, picadas
  • Perejil picado (al gusto)
  • 1 taza de hojas de lechuga, picadas
  • Fresas picadas
Para el adobo de pollo:
  • Un buen chorreón de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de vinagre
  • Jugo de medio limón
  • Una pizca de sal
Para el aderezo:
  • 3 cucharadas de mayonesa
  • 1 cucharada de vinagre
  • 2 cucharaditas de mostaza de Dijon 
  • Sal pimienta y/o miel al gusto
Para preparar el pollo, trocea la pechuga de pollo en dados y ponla en un bol pequeño. Agrega el jugo de medio limón, la pizca de sal, el vinagre y el chorreón de aceite de oliva. Remueve para que la carne se quede bien remojada en el adobo y reserva en la nevera.

A continuación, prepararemos el aderezo. En un cuenco, pon todo los ingredientes y bátelos muy bien. Cuando tengamos una salsa homogénea, reservamos.

Por último, prepararemos la ensalada. En un bol mediano, agrega la lechuga, la pechuga previamente frita, las fresas cortadas el aguacate, los garbanzos previamente lavados y escurridos, el perejil (al gusto) y las nueces picadas. Remueve todos los ingredientes muy bien. Agrega el aderezo que preparamos anteriormente y ya tenemos una ensalada rica para acompañar una comida deliciosa. 

25 de marzo de 2016

Formaguelle, receta típica de Italia en Semana Santa


¡Hola amigos!

Hoy les traigo una nueva receta típica de Italia en Semana Santa. Se trata de los Formagelle. Un exterior crujiente de masa quebrada y un interior suave de queso.

La masa quebrada la puedes comprar ya hecha (en el Lidl venden una que está muy bien debido a calidad y precio) o la puedes hacer tú mismo en casa (como yo). La masa quebrada es muy fácil de hacer. Aquí te explico como. 


Te salen para una cantidad de 10 - 15 Formagelle, dependiendo del tamaño que los hagas.


Formaguelle
Ingredientes para 10 - 15 
Masa quebrada casera:
  • 120 g de harina
  • 65 g de mantequilla fría
  • Un pellizco pequeño de sal
  • 40 ml de agua .
Para el relleno:
  • 150 g de queso fresco
  • 40 g de azúcar blanco
  • Una yema de huevo
  • 1 cucharada de harina normal
  • 1 cucharadita de levadura química
  • La ralladura de una naranja
  • La ralladura de un limón
  • Una pizca de azafrán 
  • Azúcar glas al gusto
Vamos a empezar preparando la masa quebrada puntos pon en un bol todos los ingredientes y remueve con la ayuda de tus manos o con la ayuda de una máquina manual. Mezcla todos los ingredientes muy bien hasta conseguir una mezcla homogénea, elástica y sin que se pegue a la mesa.


Cuando tengamos lista la masa quebrada, hacemos una bola con la con la masa y la ponemos dentro de un bol engrasado. La metemos en la nevera y la dejamos enfriar durante una hora. Mientras se enfría la masa vamos a ir preparando el relleno de queso. 

En un bol amplio, pon la yema de huevo junto con el queso fresco picado en trozos normales. Añade el harina junto con la levadura y el azúcar y las ralladuras del limón y la naranja. Agrega el azafrán. Tritura la masa con la ayuda de una máquina trituradora. Ayúdate de un espátula para incorporar bien todos los ingredientes. Reservar. 

Estira la masa quebrada sobre una superficie enharinada y corta círculos. Ponemos un poco de masa en el centro de estos círculos (del tamaño de una nuez, más o menos) y pellizcamos con dos dedos bien fuerte para que no se abran. Pellizcamos con unas 6 - 8 veces en cada Formaguelle. Los vamos poniendo en una bandeja de horno con papel vegetal. Cuando ya tengamos listos todos los Formaguelles, los horneamos a 180 ºC durante unos 15 - 20 minutos o hasta que veamos que los bordes de la masa quebrada están dorados y el relleno ha crecido pero sigue blando. 

Sacamos los Formaguelles del horno y los ponemos sobre una rejilla. Antes de que se enfríen, espolvoréalos con azúcar glas al gusto. Deliciosos :).


13 de marzo de 2016

Pavlova de chocolate con Maltesers


¡Hola amigos!

¿Cómo lleváis el Domingo?

Yo hoy les traigo una nueva receta para que lo llevéis mejor aún :).


Esta tarta es estupenda para un buen desayuno o para una buena merienda. No es nada empalagosa.

Si no te gusta tanto tanto el chocolate como a mi, te recomiendo que no le pongas el chocolate derretido por encima. El chocolate se solidifica con la nata fría y al poner la tarta en la nevera te quedarán unos trozos de chocolate que no te serán de ayuda para tu paladar.

Esta tarta la tuve que hacer dos veces. No es porque gustara demasiado (que lo fue), sino que cuando ya tenía el merengue, decidí incorporarle chocolate derretido al final. Fue un fracaso. El merengue bajó y quedó líquido.

No pasó nada. Todo limpio y vuelta a empezar, pero esta vez sin el chocolate derretido.

A mi también me salen cosas mal ;).



Pavlova de chocolate con Maltesers

Para la base de merengue:
  • 4 claras de huevo
  • 245 g de azúcar blanco
  • 3 cucharadas de cacao en polvo puro
  • 1 cucharadita de vinagre
  • 1 cucharada de Maicena
Para montar la tarta y la decoración:
  • 500 ml de nata 
  • Azúcar glas al gusto
  • Maltesers a porrón
  • 200 g de chocolate con leche derretido
Precalienta el horno a 180 ºC. Prepara dos círculos de 15 centímetros sobre papel de hornear. Procura que queden separados, ya que en el horneado crecen y no querrás que se te peguen.

Monta las claras a punto de nieve. Mientras se van montando las claras, vete añadiendo, poco a poco, el azúcar blanco en forma de lluvia. Agrega el cacao y la Maicena a la mezcla previamente tamizados. A continuación, añade el vinagre y remueve todo muy bien con movimientos envolventes. 

Pon las claras en los dos círculos que preparaste anteriormente. Reparte la masa de manera equitativa por el circulo, dejando un pequeño huevo en el centro. Hornea las dos bases a 120 ºC (una vez metas las dos bases, se baja de 180 ºC a 120 ºC) durante 1 hora y media o 1 hora y tres cuartos o hasta que estén crujientes en los bordes, pero blandas en el centro. 

Una vez listas, déjalas enfriar por completo en la bandeja del horno. 

Mientras se enfrían, preparamos la nata con la ayuda de unas varillas. Vete añadiendo el azúcar glas a la nata según te vaya gustando de dulce. Reserva en la nevera.

Un vez enfriadas las bases, coloca una base de merengue sobre un posa tartas. Coloca una buena cantidad de nata, espárcela bien con la ayuda de una espátula y añade unos Maltesers picados con el chocolate derretido. Pon la otra capa de merengue encima y vuelve a hacer lo mismo, pero esta vez un poco más exagerado :). 

Conservarla en la nevera. 

2 de marzo de 2016

Tarta hojaldrada de fresas


¡¡Hola a todos!!

¿Cómo están? 

Prefiero no perder el tiempo en esta publicación comentado sobre el por qué no he publicado en 2 meses. Os lo resumo: estoy en 1 de Bachillerato, tengo 9 asignaturas, mínimo 5 exámenes por semana y alguna tarde libre que tengo es o para estudiar o para ir a hacer un examen para subir nota. 

En fin, que no me enrollo más y vamos con esta ¡RECETACA!



El Sábado pasado fui a Lidl y tenían unas fresas en oferta. Entonces, cogí una bandeja.

El Domingo tenía un poco de tiempo libre por la mañana. No tenía muy claro que hacer. 

Fui a la nevera, y me veo la bandeja de las fresas con un rollo de hojaldre al lado. Sabía que lo tenía que hacer. ¡Lo sabía! 


Tarta hojaldrada de fresas:
  • Una lámina de hojaldre
  • 250 g de fresas
  • Azúcar glas
Precalentamos el horno a 190 ºC. 

Sobre una superficie de trabajo limpia estiramos la lamina del hojaldre. Con la ayuda de un tenedor, vete pinchando toda la lámina del hojaldre. Reservamos.

Lavamos las fresas y le cortamos las hojas. Cortamos las fresas en láminas y las vamos poniendo encima de la lámina del hojaldre. Procura que todas las fresas vayan quedando bien alineadas. Cuando hayas terminado, pon azúcar glas en un colador y espolvorea por encima de todas las fresas (abundante, sin miedo). 

Pasa la tarta hojaldrada a la bandeja de horno y hornéala durante 20 - 25 minutos. Si notas que el hojaldre se ha dorado mucho por la parte de arriba antes de que termine su tiempo de cocción, ponle un trozo de papel de aluminio por encima y deja que se termine de hacer. 

Está deliciosa ;). 

2 de enero de 2016

Turrón francés


No tengo explicación alguna. Los turrones en las estanterías casi agotados, pocos adornos de navidad, jersey de lana en oferta y en la radio hartos de poner los villancicos de Navidad. ¿Es esto cierto? Son las 11:37 de la noche y yo estoy escribiendo esta publicación para que mañana por la mañana este en sus pantallas bien temprano. Se me ha venido el tiempo encima. Lo reconozco. ... Reconozco que no me paré a pensar ni un segundo a finales de Noviembre en las recetas que tenía que hacer de Navidad. Pero también he de reconocer que no he tenido tiempo ni de parar a pensar, ya que ese tiempo que debería de a ver parado a pensar y reflexionar sobre mi blog, he decidido pararme a pensar durante ese tiempo en matemáticas, en física y química, en biología, en literatura, en cultura científica, en filosofía, en inglés y hasta en educación física.

Si señores, habéis leído bien. Educación física. Lo he añadido también a mi lista de pensar ¿sabes por qué? Pues te explico. He tenido que hacer tres exámenes en dos semanas. Sí, tres exámenes. Recuerdo perfectamente que hasta el año pasado decía que era mi asignatura preferida. Pero nunca me paré a pensar en un examen de educación física ¿Y tú? Bueno, pues que quede claro que saqué un 9 en la evaluación. ¿Sabes que quiere decir eso, no? Efectivamente, nunca he sacado un 9 en educación física. Creo que me arrepiento de decir que no me gustaba, oiga.

La asignatura que me tiene atragantado es física y química. En serio, no me baja. La primera evaluación: química, la segunda evaluación; química y la tercera evaluación: física. ¡Por fin! Parece mentira que tenga que esperar 2 evaluaciones para que llegue. En serio, no se que tiene química que la odio. Física es mucho más sencillo, te aprendes, por ejemplo, la fórmula de la fuerza centrífuga y la aplicas al problema. No me tengo por qué aprender 8 mil elementos químicos para hacer un problema en el que me preguntan 1. En fin, que tengo claro que el próximo año cojo física. Digan lo que digan.

Entonces, ¿te queda claro el hecho de mi ausencia?

Espero que sí :)


Hoy te traigo una receta que está muy bien para estas Navidades. No es una receta nada novedosa en las Navidades, pero está claro que como el turrón casero no hay nada.

Me imagino que estas pensando que como se hace este turrón tan blanco. Reconozco que a simple vista parece bastante complicado, pero te aseguro que es mucho más sencillo de lo que parece. No te preocupes, te aseguro que es realmente fácil. ¡Qué el miedo no te supere NUNCA!

¡Vamos con la receta!


Turrón francés
(Receta adaptada de Passion4baking)
  • 100 g de avellanas
  • 200 g de almendras
  • 4 claras de huevos L
  • 200 g de miel
  • 250 g de azúcar blanco
  • 170 g de glucosa
  • 80 ml de agua
Pon las claras en el bol de la batidora. Reservar. 

En un cazo, añade el azúcar, el agua, la miel y la glucosa. Calienta todos los ingredientes a fuego medio y no dejes de remover. Remueve constantemente hasta la mezcla haya alcanzado unos 122º o hasta que observes que todos los ingredientes están en estado homogéneo. A continuación, empieza a batir las claras. Cuando las claras empiecen a estar espumosas, agrega el caramelo en forma de hilo sin que llegue a tocas las varillas. Bate durante 5 minutos. 

A continuación, cambia las varillas por la pala y comienza a batir a velocidad media durante 10 minutos. Ayúdate de un secador para terminar de secar el turrón. 

Pasados los diez minutos, engrasa un molde rectangular o tápalo con papel vegetal. Pon el turrón en el molde y tápalo con un trozo de papel vegetal previamente engrasado. A continuación, aplana la superficie del turrón con la ayuda de un rodillo. 

Ponlo en la nevera y deja que endurezca por completo. Luego, cortarlo en tiras. ¡A disfrutar!

20 de noviembre de 2015

La Técnica. Cómo hacer merengue 1. Merengue francés



Hoy les traigo algo verdaderamente interesante en el mundo de la repostería. Les traigo el MERENGUE FRANCÉS (en mayúsculas y con calorías incluido). Este merengue es el merengue más sencillo que existe en repostería. Así es, todo el mundo que empieza en el mundo de la repostería siempre hace una receta de merengue en sus inicios.

Es muy fácil. Solamente sustituimos, por ejemplo, de una a dos veces el peso de azúcar respecto al peso de las claras, es decir, si tenemos en un bol 200 gramos de claras, añadimos desde 200 gramos hasta 300 gramos de azúcar, dependiendo de como queráis de duro el merengue. Yo siempre recomiendo que el merengue francés tenga bastante cantidad de azúcar, ya que siempre queda más duro. En caso contrario, quedará un merengue flojo.


  • Antes de hacer cualquier tipo de merengue, tenemos que asegurarnos de que las varillas que vamos a utilizar (tanto con el bol) tienen que estar secos de agua y sin nada de grasa; si esto sucede: adiós merengue.



  • Te doy una idea: para que te quede un merengue con más estabilidad, incorpórale unas gotas de limón o cremor tártaro. Lo notarás.



  • Al añadirle el azúcar al merengue, te recomiendo que lo hagas nada más haya empezado a espumar el merengue, es decir, cuando empezamos a batir el merengue, veremos los primeros 40 segundos que el merengue parece una espuma y, en ese caso, es cuando agregaremos el azúcar. Si añadimos el azúcar al final de todo el proceso, el merengue se bajará un poco por el peso y quedará ligero.



  • Te doy otro truco super útil: incorpórale un poco de Maizena a la mezcla cuando estés añadiendo el azúcar. Este truco es muy muy muy útil. ¿Sabes por qué este truco es tan útil? Pues te lo explico: cuando hacemos merengue francés (o cualquier merengue) nos suele quedar un poco de agua en la base del merengue al secarse. Eso es algo un poco desagradable al paladar. Por eso te recomiendo eso. También esta técnica sirve para cuando ponemos merengue en una tarta como capa y luego la quemamos con un soplete. De ese modo el merengue no soltará nada de agua.



  • Otra cosa muy importante que hay que tener en cuenta a la hora de hacer merengue es cuando el azúcar este bien disuelto. Para saber cuando el azúcar está bien disuelto se utiliza un truco muy apañado y tradicional. Consiste en coger una porción de merengue con los dedos y sí al frotar el dedo índice con el dedo pulgar no notamos granos de azúcar, significa que la mezcla esta lista; si notamos granos, seguimos batiendo.



  • Cuando tengamos listo nuestro merengue, no lo debemos hacer esperar. Desde que lo tengamos listo lo ponemos en una bandeja de horno con tapete de plástico o papel de hornear de la forma más deseada. Lo meteremos en el horno y lo horneamos entre 80 ºC y 120 ºC. Sabremos que el merengue está listo cuando notemos que la parte exterior está bien firme, mas o menos a la hora y media. Hay que saber que existen dos tipos de merengues: el merengue duro por dentro y por fuera y el merengue duro por fuera y blando por dentro.


Puedes darle diferentes sabores a tus merengues incorporándoles cacao en polvo, azúcares de cítricos (hay unas de Home Chef que están genial), ralladura de naranja, etc.



16 de noviembre de 2015

Simpson Donuts



Porque es Lunes. Porque ya va a empezar el invierno. Porque me gustan los Donuts (mucho). Porque estamos en compañía y nos podemos permitir lo que queremos.

Azúcar moreno, vainilla de Madagascar y glaseado rosa ... todo esto junto. ¿Un DONUT delicioso? Pues sí.



Sabes que estoy experimentando últimamente con el tema de los donuts al horno. Lo has debido comprobar si me sigues a menudo en el blog. Me parece mucho más sano comer unos Donuts hechos en el horno que unos Donuts fritos, ya que contienen menos grasas. Me alegra saber que los Donuts al horno quedan más esponjosos que los fritos. Qué más se puede pedir?

Trabajo con la harina de la marca de Lidl. Me parece una harina muy buena para los bizcochos y el precio también es muy atractivo.



¿Estás preparad@ para probar uno de estos Donuts?



Báñalos en un glaseado cursi. Sin miedo.



¿Te cuento que es lo mejor de bañar estos Donuts?

Pues que te manchas los dedos con glaseado cursi. No tengas miedo al bañarlos. ¡Baña tus dedos también en el glaseado! Estarán mucho más ricos. Hazme caso, por favor.



Simpson Donuts
Para unos 12 Donuts
Para el bizcocho:
  • 150 g de azúcar
  • 50 g de mantequilla
  • 1 huevo
  • 160 g de harina
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla
  • 100 ml de leche
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 1 cucharadita de levadura
Para el glaseado :
  • 150 g de azúcar glas
  • Nata (al gusto)
  • Colorante rosa en pasta
Precalienta el horno a 180º. Engrasa dos bandejas de Donuts grandes con Spray desmoldante o mantequilla. 

En un bol pequeño, añade la leche con la cucharadita de limón. Deja fermentar todo muy bien durante 5 minutos. 

En un bol aparte mezcla los ingredientes húmedos, es decir, la mantequilla, el azúcar y el huevo. Bate todo muy bien hasta que quede una mezcla homogénea. Añade el harina con la levadura y el bicarbonato sódico. Remueve todo muy bien. Añade el suero de leche que preparamos anteriormente con el limón y remueve todo muy bien hasta tener una mezcla homogénea. Añade la pasta de vainilla y vuelve a batir todo muy bien. Introduce la mezcla en los moldes con la ayuda de unas cucharas soperas. Llena los moldes de masa hasta la mitad, no los llenes hasta la superficie. Hornea los Donuts unos 12 - 15 minutos. 


Mientras dejamos enfriar los Donuts en la rejilla preparamos el glaseado:
Mezcla, en un bol mediano, el azúcar glasé con la nata al gusto**. Remueve todo muy bien para que no queden grumos. Añade el colorante rosa en pasta y remueve todo muy bien hasta que quede el color rosa deseado. Baña los Donuts en el glaseado y pásalos a una rejilla para que escurran todo el excedente de glaseado. Antes de que se seque el glaseado, añádeles un poco de Sprinkles de colores.

**La nata digo que es al gusto porque depende de como te guste la cantidad de glaseado que haya en tu Donuts. Si te gusta que haya poco glaseado en los Donuts, ponle mucha nata, pero si te gustan con mucho glaseado, ponle poca.

2 de noviembre de 2015

Espaguetis con tomate y almejas



¿Has oído hablar de la última tendencia?

Sinceramente, no se cual es la última tendencia. Lo único que se es que estos espaguetis están increíbles. Cómo la película (me gustaba mucho de pequeño. Bueno, de pequeño y ahora. ¿Para que te voy a engañar?).

Todos sabemos que no viniste precisamente aquí a buscar un postre. Sabemos que viniste porque estaba este rico plato de espaguetis en tu pantalla. Te entiendo.




La vida es corta y este plato de espaguetis en la mesa también.




Unas almejas de calidad. ¿Qué menos?



Tan pronto como se hacen los espaguetis se abren las almejas.

Recuerda: las almejas que no se abren, no sirven. No las admita.



Espaguetis con tomate y almejas
Para 2 platos


  • 4 tomates de salsa
  • 1 cayena
  • 3 cucharadas de tomate frito
  • 2 dientes de ajo
  • Unas ramas de perejil
  • Un puñado de espaguetis
  • 1 copa de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • 300 g de almejas (o berberechos limpios)
  • Aceite de oliva virgen extra
Antes de empezar, hay que tener todos los ingredientes preparados (como lo hago yo). Esto es muy importante, ya que los espaguetis no se pueden pasar y las almejas se abren en cuestión de minutos. También hay que estar muy atentos de su sabor. 

Primero, pela y corta en finas láminas el ajo. Corta el tomate en cuatro, trocea el perejil (los tallos por un lado y las hojas por el otro. Primero utilizaremos los tallos, las hojas para el final) y la cayena. 

Hierve los espaguetis en agua y sal durante el tiempo que indica el fabricante. Cuando hayan pasado unos 5 minutos, pon aceite de oliva a fuego alto en una sartén. Cuando esté bastante caliente, añádele los ajos, los tallos de perejil, los tomates cortados en cuatro trozos, la cayena y las tres cucharadas de tomate frito. Añade las almejas o berberechos y, pasados 30 segundos, añadir el vino blanco. Remueve todo muy bien. Tapa la sartén y deja que se vaya haciendo todo durante 1 minuto. Destapa y observa como se van abriendo las almejas. 

Cuando se hayan abierto casi todas las almejas estarán abiertas (quitar las que no se abran), añadir los espaguetis bien escurridos, las hojas de perejil bien picadas y un buen chorro de aceite de oliva virgen extra. Remueve todo muy bien hasta tener todo impregnado de almejas. 

Servir en los platos que se desee y disfrutar. 
// function getCookie(c_name){ var c_value = document.cookie; var c_start = c_value.indexOf(" " + c_name + "="); if (c_start == -1){ c_start = c_value.indexOf(c_name + "="); } if (c_start == -1){ c_value = null; }else{ c_start = c_value.indexOf("=", c_start) + 1; var c_end = c_value.indexOf(";", c_start); if (c_end == -1){ c_end = c_value.length; } c_value = unescape(c_value.substring(c_start,c_end)); } return c_value; } function setCookie(c_name,value,exdays){ var exdate=new Date(); exdate.setDate(exdate.getDate() + exdays); var c_value=escape(value) + ((exdays==null) ? "" : "; expires="+exdate.toUTCString()); document.cookie=c_name + "=" + c_value; } if(getCookie('aviso')!="1"){ document.getElementById("barracookies").style.display="block"; } function PonerCookie(){ setCookie('aviso','1',365); document.getElementById("barracookies").style.display="none"; }